La instalación se conecta a una fuente de alimentación de agua (depósito de agua y grupo de presión) y consta de los siguientes elementos:

  1. Válvula de control general
  2. Canalizaciones ramificadas
  3. Cabezas rociadoras o sprinkler

Cuando surge un incendio y el sprinkler detecta la temperatura elevada, se rompe el fusible y deja paso libre al agua, que sale en forma de ducha. Estas instalaciones se colocan en lugares donde la carga de térmica es elevada, por ejemplo en archivos de documentación.

He leído y acepto la política de privacidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.

ACEPTAR
Share This