Las espumas utilizadas para la Extinción de Incendios consisten en una masa de burbujas rellenas de gas, formadas a partir de soluciones acuosas de agentes espumantes de varias formulaciones. Para generar la espuma, la corriente de agua transcurre a través de diferentes equipos donde se mezcla adecuadamente con la sustancia que genera la espuma.
Las espumas extinguen ahogando el fuego, impidiendo el paso de vapores, separando las llamas de la superficie del combustible y enfriando la superficie del recipiente y combustible. Las principales características de las espumas son:

  • Expansión
  • Decantación
  • Resistencia a la re ignición
  • Velocidad de extinción
  • Compatibilidad con polvos químicos
  • Viscosidad
  • Tensión superficial.

Se usan principal y eficazmente para extinguir fuegos en líquidos inflamables y combustibles debido a que flotan sobre ellos y forman una capa continua de material acuoso que desplaza el aire, enfría e impide el escape de vapores.

Plantas de almacenaje en tanques, refinerías, aeropuertos, laboratorios, almacenes químicos, tanques techo fijo, tanques techo flotante, cubetas de recogida de derrames, cargaderos, hangares, depósitos GLP, esferas GLP, etc.

He leído y acepto la política de privacidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.

ACEPTAR
Share This