proteccion-incendios-comunidades

Al ser responsables de una comunidad de vecinos es nuestra obligación estar preparados para cualquier emergencia, especialmente los incendios, que provocan al año 30.000 víctimas mortales en el mundo.

Por ello es necesario conocer la normativa vigente respecto a la seguridad y el mantenimiento de edificios en caso de incendios, además de tomar todas las medidas posibles para reducir los daños en caso de que se produzcan.

Actualmente, la normativa que se aplica es la que en 2006 estableció el Código Técnico de la Edificación (Real Decreto 314/2006) y en el correspondiente Documento Básico SI de Seguridad.

  • En el CTE se determina el nivel básico de calidad que deben alcanzar los edificios en relación a las exigencias de habitabilidad y de seguridad que quedaron establecidos en la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE).
  • En el Documento Básico SI de Seguridad, por otro lado, se establecen los procedimientos a seguir para cumplir los requisitos exigidos por la LOE además de una serie de reglas que deben cumplir los edificios.

Además de aplicar la normativa en nuestra comunidad de vecinos, es conveniente prestar atención a una serie de puntos clave:

  • Las instalaciones: Es importante conocer las instalaciones de la red eléctrica y las acometidas del gas, gasoil, el agua y sus distintos interruptores y llaves de corte.
  • Las llaves: Hay que tener varias copias de las llaves de las instalaciones, etiquetadas e identificadas, a disposición de conserjes, presidente de la comunidad, etc; además de una copia en un lugar a la vista para los bomberos.
  • La limpieza: Es necesario mantener un sistema periódico de limpieza y mantenimiento de sumideros y demás conductos.
  • El espacio: Es importante mantener siempre una vía libre de obstáculos en caso de evacuación de los vecinos, como puede ser el hueco de la escalera.
  • Los cortafuegos: Las puertas cortafuegos son un buen método para evitar que se propaguen los incendios, pero sólo funcionan si están cerradas. Hay que asegurarse de que lo están y de que puedan abrirse sin problemas en caso de emergencia.
  • La revisión: Encargar la instalación de los detectores de incendios y de los sistemas de extinción a una empresa acreditada y su revisión a una empresa mantenedora, de manera periódica. Además, hay que prestar especial atención a las instalaciones localizadas en los garajes.
  • Información: Hay que informar a los vecinos sobre los métodos de evacuación en situación de emergencia y los sistemas de protección y de extinción de incendios. Es recomendable realizar simulacros de manera periódica.
  • Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.

    ACEPTAR
    Share This